Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘prostitución’

Sahar Gul, el pasado 28 de diciembre al salir del hospital de la ciudad de Baghlan.


Hace pocos días, durante los festejos navideños, su caso dio la vuelta al mundo. Sahar Gul, una adolescente afgana de 15 años, acababa de ser liberada de un calvario atroz.
Casada desde hacía siete meses con un hombre que le doblaba la edad, éste y toda su familia política habían decidido prostituírla, a lo que la joven se había negado.
Por eso, y seguramente para ‘ablandarla’, la habían encerrado en el sótano de la casa y la habían sometido a todo tipo de torturas. Cuando la liberaron tenía los ojos amoratados, los dedos rotos, las uñas y parte del pelo arrancados, hematomas por todo el cuerpo, quemaduras de cigarrillos y la piel ennegrecida por la suciedad.
Tras seis meses de calvario, Sahar se encontraba al borde de la inanición y casi no podía hablar.
Desde entonces está siendo atendida en el hospital Wazir Akbar Khan, de Kabul, donde su estado sigue siendo gravísimo. Tiene que llevar pañales y, cuando las enfermeras intentan tomarla de la mano se retrae, espantada.
Ha sufrido tanto que no tolera el más mínimo contacto humano…
Cuentan sus vecinos que, en varias ocasiones, se había escapado a pedirles auxilio, clamando que su familia política quería prostituírla, pero la policía la devolvía, invariablemente, a su domicilio.
Sólo cuando uno de sus tíos intentó visitarla se descubrió su terrible situación y pudo, por fin, ser rescatada.
Este tipo de noticias sobre las mujeres afganas no es nueva: según un reciente informe, el 87 % de ellas han sufrido alguna forma de violencia física sexual o psicólogica, como lo es el matrimonio forzado.
Dado a que el huir de un marido abusivo o de un casamiento obligado son considerados ‘crímenes morales’, hay en la actualidad muchas mujeres afganas en la cárcel por esos motivos.
Padecen también un extremo tan trágico como absurdo: muchas víctimas de violación han sido obligadas a casarse con su violador o han sido encarceladas y hasta lapidadas, ya que el sexo fuera del matrimonio (aún forzado como es la violación) es considerado adulterio, otro ‘crimen moral’ que ha avergonzado a sus familias, quienes lavan así su honor.
Ser mujer en Afganistán es una cárcel tan inexorable como los gruesos burkas que cubren sus cuerpos… No hay para ellas ninguna vía de escape.
“Si huyen, ¿adónde van? Si se dirigen a la policía o a cualquier autoridad local lo más probable es que las reenvíen a sus familias o las encarcelen. Y cuando vuelven los abusos aumentan”, comenta Heather Barr, investigadora de Human Rights Watch en Kabul.
El actual Gobierno, presionado por la comunidad internacional, intenta cambiar esta terrible realidad, pero choca contra las costumbres ancestrales heredadas de la defenestrada cultura talibán: la compra-venta de mujeres para el matrimonio, las bodas infantiles o forzadas, las violaciones y el baad (regalo de una mujer para resolver una disputa familiar).
En el país donde se viola cotidianamente, hasta a pequeñas de tres años, tampoco los niños varones se salvan (CNN agosto 2008).
En el festejo ancestral bacha-bazi (juego de niños) hacen vestir a los chiquillos como a niñas y bailar para los hombres musulmanes que luego los violan.
Más tarde por la noche, cuando ya nadie baila, los niños son dados a amigos, para favores sexuales. No es nada raro que al final de la noche, estos pequeños tengan un nuevo propietario, ya que en estas fiestas son comprados y vendidos.
En medio de este infierno para los derechos humanos, tímidamente se enciende en el negro horizonte una débil luz en la oscuridad: Fawzia Koofi se ha convertido en la primera mujer que ocupa el puesto de vicepresidenta en el parlamento afgano.
Pese a haber sufrido varios intentos de asesinato y toda clase de amenazas, esta médica viuda de 46 años sigue adelante y acaba de afirmar que se presentará como candidata para las elecciones presidenciales de 2014.
Fawzia representa, seguramente, la antorcha de la libertad para las mujeres afganas.
Esperamos que le permitan alcanzar sus objetivos y, también, que Sahar pueda dejar definitivamente su infierno en el olvido.

Anuncios

Read Full Post »

Ruby y Berlusconi


Hace exactamente un año, el 14 de febrero de 2010, Ruby tocó el timbre de Arcore, la villa que posee en Milán el primer ministro italiano Silvio Berlusconi.
Ruby (o Karima El Mahrohug, su verdadero nombre), una inmigrante ilegal marroquí de entonces 17 años, asegura que le dijo: “Encantada, soy Ruby, de 24 años”.
Y que, tras una larga e inocente conversación en la que ella le costó su triste historia, ‘Il Cavaliere’, de 74 años, conmovido por su relato, le dijo que era muy inteligente y le regaló 7.000 € para ayudarla en sus estudios.
“Jamás me ha tocado”, insiste Ruby, “ni siquiera con un dedo”.
Hasta aquí la versión de la jovencita que se encuentra en el epicentro del escándalo.
Pero existen dudas más que razonables de que Ruby miente para proteger a Berlusconi de la acusación de prostitución de menores y de abuso de poder y que el pago por su silencio le ha costado hasta ahora al anciano político la friolera de unos 5 millones de euros.
Gracias a teléfonos pinchados, los investigadores han encontrado numerosas pruebas de prestaciones sexuales: muchas llamadas entre los móviles de los dos protagonistas y evidencias de que la chica se quedó a dormir varias noches seguidas en la villa, en diferentes ocasiones, cuando todavía era menor de edad.
Las llamadas de Berlusconi a Ruby incluían consejos para ocultar que ambos habían mantenido una relación, como el de declararse ‘loca’o ‘fantasiosa’ ó afirmar que ‘su dura infancia’ la había llevado a ‘inventarse una vida paralela’.
Ruby, por su parte, asegura también que fue violada por dos tíos paternos cuando tenía 9 años y que a los 12 su padre le tiró encima una sartén con aceite hirviendo.
La opinión pública italiana se pregunta: ¿Verdad o mentira? ¿Se tratará de otra ‘fantasía’ más?
Berlusconi asimismo afronta la acusación de abuso de poder, por haber presionado, el 27 de mayo pasado, a una comisaría de Milán para que liberara a Ruby (detenida por robar 3.000 €), alegando que se trataba de la hija del entonces presidente de Egipto, Hosni Mubarak.
Ya en otras ocasiones en que se le había acusado de su afición a las fiestas sexuales con jovencitas, Berlusconi se había alzado de hombros, ufano, para alardear: “Amo la vida, amo a las mujeres. ¿Qué hay de malo en eso? ¿Sería preferible que me gustaran los hombres?”.
Ya hubo otros escándalos a causa de su incontenible adicción al sexo, como el protagonizado con la modelo Noemí Letizia cuando ésta tenía 17 años ó el intercambio de favores sexuales por negocios ilegales que mantuvo con una conocida prostituta de lujo, Patrizia D’Addario, hechos que cuando se hicieron públicos provocaron que su segunda esposa y madre de tres de sus hijos le abandonara y presentara una multimillonaria demanda de divorcio.
Todo esto no se trataría más que de otro caso de un anciano político lujurioso si no existiera detrás una sórdida realidad: la del tráfico de menores en las redes de la prostitución italiana.
No sólo Ruby participaba en las orgías caseras de Berlusconi, hay también otras 14 menores implicadas, muchas de ellas inmigrantes que viven en las afueras de Milán.
Según cifras de 2010 de la organización Save the Children, en los últimos ocho años casi 5.000 niños de entre 15 a 18 años, provenientes de Afganistán, Bangladesh, Egipto y Rumania, recibieron ayuda y asistencia por ser víctimas de la trata de personas.
En un caso sin precedentes en la historia judicial italiana, Silvio Berlusconi será juzgado el próximo 6 de abril por las juezas Giulia Turri, Carmen D’Elia y Orsolina de Cristofaro, tres magistradas de renombre en la comunidad legal y que en los últimos años han estado al frente de procesos delicados y de importancia nacional.
Berlusconi, quien hasta hoy se había comportado a la manera de un perfecto pater familiae de los orígenes del patriarcado de la antigua Roma, disponiendo a su antojo de cuerpos, vidas y personas, se enfrenta ahora a la sentencia que puede derribar su imperio y cambiar su destino para siempre.
Paradójicamente, esa sentencia estará firmada por manos de mujer.

Read Full Post »


Abro cualquier diario importante y leo en las páginas traseras algunos de los anuncios de contactos sexuales:
“Madre e hija demostrable, nos da morbo compartir la cama contigo, disfruta con nosotras”.
Otro: “Colegiala de 18 años, te recibo sin braguitas”.
Un tercero: “Hago francés, griego, lluvia dorada, beso negro, 69”.
Y muchos más, crudamente explícitos, que me resultan absolutamente irrepetibles.
El semanario Alba ha publicado este viernes un revelador informe acerca de las altas cifras que los diarios españoles ganan gracias a los anuncios de prostitución y sexo.
Afirma que el diario El País es el periódico español que más gana en ese concepto, con cantidades que rondan los cinco millones de euros.
El País y El Mundo son los diarios más importantes de España y también los que más anuncios sexuales venden.
No se quedan atrás La Vanguardia, ABC, La Razón y el muy progresista El Periódico de Catalunya, ya que cada uno de ellos llega a embolsarse hasta 30.000 E diarios con los eufemísticamente llamados “anuncios de contactos”.

Los únicos tres periódicos que no aceptan publicarlos son Público, 20 Minutos y ADN.
La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, entregó este martes (“Día Internacional contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres”) a diferentes organizaciones las líneas de trabajo del Integral de Lucha contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual.
El informe en el que se inspiró este Plan Integral fue aprobado el 13 de marzo de 2007 por la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades del Congreso de los Diputados.
Allí se afirmaba que tan sólo el 5% de las prostitutas ejercen su oficio voluntariamente.

Entre las “recomendaciones dirigidas al Gobierno” recogidas en esa ponencia se pedía erradicar los anuncios de contactos de la prensa diaria, ya que son reclamos que constituyen una invitación a la prostitución controlada por las mafias.
Sin embargo, la Ministra de Igualdad desoyó la recomendación: el borrador de su propuesta contra el comercio sexual no contiene medida alguna contra los anuncios de prostitución en la prensa nacional.
Lourdes Muñoz Santamaría, una diputada socialista catalana que participó en la Comisión Mixta, dijo ante las cámaras de televisión con amargura: “Claro, no se podía tocar ese tema, hay demasiado dinero en juego”.
La prostitución es el segundo negocio mundial más lucrativo, tras el tráfico de armas y antes que el tráfico de drogas.
Según estimaciones de Naciones Unidas, este “negocio” reporta anualmente unas ganancias de entre 5 y 7 billones de dólares en todo el mundo. Para alimentarlo, se compran y venden unos 4 millones de mujeres y niñas al año.
En España, el consumo sexual de mujeres genera a los proxenetas más de 18.000 millones de euros anuales.
En nuestro país ejercen a tiempo completo o parcial 300.000 prostitutas, para complacer a más de un millón y medio de clientes, en un millar de burdeles censados.
Casi todas las mujeres son inmigrantes extranjeras.
Algunos ya llaman a España, “el burdel de Europa”, ya que los servicios sexuales vienen incluídos en la oferta de ocio y vacaciones.
Tal como lo reconoce la Organización de las Naciones Unidas, la prostitución es en la actualidad una forma de esclavitud y constituye un gravísimo atentado a la dignidad de la mujer.
Me vino a la memoria un reportaje de denuncia publicado, justamente, en El País Domingo, el 29 de mayo de 2005, que se titulaba: “En España se subastan esclavas”.
Para ser coherentes con nuestra política de Derechos Humanos deberíamos erradicar cuanto antes este vergonzoso márketing de la prostitución.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: