Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘niñas’

Una niña de Agi, Gambia, durante su ritual de circuncisión

Una niña de Agi, Gambia, durante su ritual de circuncisión


Es sabido que 28 países africanos y alguna región de Asia practican la ablación femenina como ritual de iniciación, tanto en las sociedades musulmanas como en las cristianas.
Esta operación, que consiste en extirpar el clítoris y la vulva de las niñas antes de su primera menstruación, se realiza según una creencia originada en el antiguo Egipto, que cree firmemente que el clítoris puede crecer como un pene si no se circuncida o que su ablación facilita la procreación y la pureza previniendo la promiscuidad.
Más de 130 millones de mujeres han padecido este tipo de amputación y se estima que, anualmente, más de 3 millones de niñas están en riesgo de ser sometidas a ella.
Generalmente se realiza sin anestesia, con una cuchilla de afeitar no esterilizada y en medio de condiciones higiénicas deplorables, por lo que las hemorragias, infecciones y secuelas graves son muy habituales.
En contra de lo que pudiera pensarse, no es un rito que practiquen los hombres sino que la ceremonia es cosa de mujeres.
Las madres y las abuelas son las que deciden cuándo y cómo se lleva a cabo el ritual, siempre practicado por la ngnangsimba, una anciana muy respetada y encargada también de atender los partos.
La mutilación es el primer paso en el ritual que convierte a las niñas en mujeres y que las prepara para recibir toda la sabiduría milenaria de las ancianas.
Las estadísticas nos dicen que entre los inmigrantes subsaharianos el 77% de los hombres y el 88% de las mujeres están a favor de la ablación de clítoris.
Sólo en Cataluña viven más de 3.600 mujeres que han sufrido algún tipo de mutilación genital y más de 2.000 niñas que están en riesgo de padecerla en los próximos años.
Como en Europa está prohibido practicarla, los padres aprovechan las vacaciones en sus países natales para hacer intervenir a sus niñas.
Desde el año 2000 los Mossos d’Esquadra trabajan activamente para prevenir y detectar estos casos, así como para ponerlos en conocimiento de la Fiscalía de Menores.
En diciembre del año pasado un juez catalán incluso prohibió el viaje navideño de unos padres gambianos a su país con la finalidad de impedir la ablación de su hija pequeña.
¿Qué se puede hacer, aquí y ahora, para revertir esta terrible realidad?
Según Ann Veneman, directora ejecutiva de UNICEF: “Si bien hay que tener tolerancia cero con la mutilación genital femenina, la manera más efectiva de conseguirlo no pasa por castigar a los perpetradores sino por alentar y apoyar alternativas sanas”.
Y dos de esas alternativas han nacido, felizmente, en Cataluña.
Una consiste en la operación quirúrgica que practica en el Institut Universitari Dexeus de Barcelona el ginecólogo Pere Barri desde hace pocos años.
Con ella revierte todo lo posible las consecuencias de la ablación del clítoris, con el claro objetivo de reducir los daños físicos ocasionados.
La segunda alternativa trata de prevenirlos y consiste en “Iniciación sin mutilación”, un proyecto dirigido por la antropóloga e investigadora de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Adriana Kaplan, que está financiado por la Fundación La Caixa y gestionado tanto por el Instituto de Investigación en Atención Primaria (IDIAP Jordi Gol) como por la ONG Wassu Gambia Kafo.
Siguiendo el consejo de UNICEF y de las antropólogas que han sugerido que en lugar de prohibir es más saludable sustituír e integrar, “Iniciación sin mutilación” propone y promueve modelos sustitutivos del ritual que excluyan la mutilación pero que sean respetuosos con la tradición.
Hace tres meses el Gobierno de Gambia asumió como programa nacional al proyecto “Iniciación sin mutilación”, que se coordina desde la Facultad de Medicina de la Universidad de Gambia.
Desde allí se se trabajará para sensibilizar y concienciar a la la población de los problemas que acarrea la mutilación genital femenina.
Este eje Gambia-España (o, mejor dicho, Cataluña-Gambia, debido a su fuerte inmigración gambiana) tiene la intención, asimismo, de aprovechar al máximo el insustituíble aporte de las mujeres emigradas, quienes suelen convertirse en su tierra de origen en generadoras de opinión y modelos de referencia.

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: