Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17 junio 2009

Irán1Después de las elecciones del pasado viernes 14 de junio, Irán se ha convertido en un hervidero.
Los dos principales candidatos a la presidencia, el actual presidente iraní Mahmud Ahmadineyad y el candidato opositor Mir Husein Musavi se disputan los resultados de los comicios, ante la atenta mirada del mundo entero.
Y el ciudadano de a pie tal vez se pregunta: ¿Por qué es tan importante lo que ocurra en Irán?
Primero, porque Irán es en la actualidad la única república teocrática del mundo, ya que el poder se concentra en manos de los líderes religiosos o ayatolás.
Segundo, porque con la ayuda de Rusia, Irán está construyendo su primera estación nuclear.
Aunque las autoridades iraníes aseguran que lo hacen para utilizarla sólo con fines pacíficos, es decir, para proporcionar energía, el hecho no deja de producir alarma en el mundo occidental.
Según el ex presidente de Estados Unidos, George W. Bush, Irán formaba parte del “Eje del Mal”.
Pero lo cierto es que fue justamente la invasión de Irak por parte de las tropas norteamericanas lideradas por George W. Bush lo que afianzó la fuerte influencia actual de Irán sobre Irak y Afganistán.
La antiquísima Persia, hoy Irán, está gobernada con mano de hierro por el líder supremo Ayatolá Alí Jamenei, quien designa tanto al jefe del poder judicial como a los líderes militares, a los directores de radio y televisión y a los líderes de las plegarias de los viernes.
Los desórdenes de esta semana, sin precedentes en los 30 años de la República Islámica, señalan que no sólo se está cuestionando la limpieza de las elecciones del viernes pasado sino que también se comienza a desafiar la autoridad de este líder supremo, Ayatola Jamenei.
Como afirma el analista político Ahmad Rafat, por primera vez se presenta una fractura, no sólo entre laicos y religiosos, sino también en el mismo seno del poder religioso.
Si bien la mayor causa del descontento social es la pésima marcha de la economía, que hace que en Irán, dueño de la décima parte del petróleo del mundo, el combustible sea carísimo y esté racionado, también es cierto que el candidato opositor Mir Husein Musavi encarna las esperanzas de las nuevas generaciones iraníes, de las mujeres que anhelan mayor libertad, de la clase profesional y de los sectores más occidentalizados y progresistas del país.
Las protestas ya han causado ocho muertos y esta cifra podría seguir aumentando si las autoridades iraníes, como lo han prometido, intentan reestablecer el orden con mano dura.
Los que más resisten son los jóvenes quienes, mediante el boca a boca y el correo electrónico, han conseguido convocar a varias manifestaciones en los últimos días, a pesar de que el Gobierno iraní ya ha anulado el servicio de mensajería por sms.
Recordando otras revueltas protagonizadas por estudiantes que fueron reprimidas salvajemente, como la de Hungría en 1956, Checoeslovaquia en 1968 y la de la Plaza Tiananmen en China en 1989, por sólo citar las más recientes, cruzo los dedos para que esta vez los conflictos se resuelvan de una manera más civilizada.

Read Full Post »

autoestima2
Hubo un tiempo, en los albores de la humanidad, cuando de la sabiduría de la mujer , y de su intuitivo cuidado de la vida, dependía el tejido mismo de la sociedad.
Las mujeres fueron las primeras sacerdotisas que aseguraban mediante ritos la benevolencia de la Diosa e interpretaban su sagrada voluntad.
Llevadas por su instinto de preservar la vida, las mujeres prehistóricas aprendieron a desentrañar los misterios de las hierbas medicinales y eso las convirtió en las primeras sanadoras.
Eran las que ayudaban a venir al mundo a los recién nacidos, las que velaban junto a los agonizantes y las que amortajaban a los muertos.
Las que sabían distinguir entre los frutos silvestres y hongos comestibles y aquellos que eran venenosos.
Las inventoras de las primeras letras, con fines religiosos, y las encargadas de transmitir todos estos conocimientos de madre a hija, a través de las generaciones.
Con el cambio de paradigma que le otorgó el poder a los varones , allì por el año 3.000 a C, sobrevino la desvalorización de lo femenino.
Se consideró a la mujer, a partir de entonces, un ser inferior, subordinado al hombre, carente de razón y hasta de alma, una mero vientre productor de hijos, que tenía el imperativo de embellecerse para ser objeto de deseo.
Aunque desde la Ilustración las mujeres comenzaron su rebelión definitiva contra esta etiqueta, todavía en nuestros días quedan resabios, de los que hay que tomar conciencia.
Las mujeres de hoy deberían preguntarse, por ejemplo, de dónde viene la tiranía de la moda y de los cánones de belleza actuales, que la condenan a la desnutrición y a la eterna inseguridad.
¿Quién dicta los imperativos de adelgazar, o de machacarse en el gimnasio, o de perforarse los lóbulos de las orejas, el labio inferior o el ombligo para ser deseable?
En el siglo XIX los burgueses franceses ordenaban a sus hijas: “Sois belle et tait toi” (Sé bella y cállate).
Y ellas lo aprendieron al pie de la letra.
¿Qué voz susurrante y milenaria les dice constantemente que son demasiado gordas, demasiado bajas, demasiado golosas o demasiado charlatanas?
Se trata de la silenciosa voz de la inferioridad, interiorizada en los abismos del subsconsciente, que después de 50 siglos de desvalorización femenina se ha convertido ya en una sólida convicción, que se evidencia tanto en lo personal como en lo profesional.
Del 14 al 16 de mayo de 2009 se celebró en Santiago de Chile la Cumbre Global de las Mujeres, llamada informalmente “el Davos de las Mujeres”.
La Cumbre reunió a mujeres de negocios, profesionales y líderes gubernamentales, con el objetivo de explorar estrategias y mejores prácticas que permitan acelerar el progreso económico de las mujeres en todo el mundo.
En ella se llegó a varias conclusiones muy importantes, que podrían resumirse en una sola: en palabras de Krista Wallochik , Consejera Delegada de Norman Broadbent España, son las propias inseguridades de la mujer (falta de confianza, miedo al fracaso, excesivo perfeccionismo) las que le impiden avanzar, las que la autolimitan.
Y aconsejan vivamente el perder el miedo a a equivocarse y a cometer errores, que sólo han de verse como oportunidades de aprendizaje.
En suma, perderle el miedo al fracaso.
El futuro liderazgo está en manos de la mujer, sin lugar a dudas.
Pero sólo si tiene fe en sí misma y retoma el sendero de la autoestima, cuyo rumbo perdió en algún recodo del camino.

Read Full Post »

europa
El próximo domingo 7 de junio 375 millones de ciudadanos de 27 países estamos convocados a las urnas con el fin de elegir representantes para el Parlamento Europeo.
Pero se teme que muchos de nosotros no acudamos a esta cita democrática y que se produzca una abstensión masiva.
A lo que podría añadirse el castigo de los ‘votos protesta’ y de los euroescépticos, quienes, unidos a los abstencionistas, podrían hacer tambalear los cimientos de Europa.
Las razones son varias.
La principal, por supuesto, es la crisis económica que ha hundido al continente en la recesión.
Otra consiste en la escasa información que los principales partidos políticos ofrecen al ciudadano sobre las decisiones que se toman en las altas esferas europeas, las que se perciben como remotas.
El ciudadano de a pie se siente desconectado de ellas y se desentiende de sus resultados.
El director del Centro de Estudios Europeos de la Universidad de Gante, el politólogo Hendrik Vos, afirmaba hace poco, con una pincelada de humor, que la Unión Europea se parecía un poco a Dios en el sentido de que los europeos perciben que, en algún lugar sobre sus cabezas, alguien, no se sabe cómo, decide extrañas leyes que tarde o temprano hay que acatar.
Se acatan como se puede, claro está, porque, agrega Vos, “los caminos del Señor son inescrutables y los de la UE tampoco son precisamente sencillos”.
La desilusión de muchos europeos se hace sentir…
Sin embargo, éste no es momento de juzgar ni de evaluar, sino de reaccionar.
Es verdad que la Unión Europea adolece de muchos defectos haciéndome recordar, en muchos sentidos, al templo de la Sagrada Familia de Barcelona, siempre por acabar.
Pero no por ésto hay que derrumbarlo sino que se debe continuar construyéndolo, con fe y con perseverancia.
Los europeístas, los que seguimos maravillándonos con que el Viejo Continente que se desangró en dos trementas guerras mundiales en el siglo pasado haya sabido superar sus odios y logrado levantar este enorme edificio de paz y democracia, debemos mantenernos unidos.
Los peligros acechan a la Unión.
Hace tiempo que la derecha es la fuerza predominante en el Europarlamento y, desde las sombras, esperan su turno pacientemente los grupos ultraradicales, extremistas de una y otra tendencia, para hacerse con el poder.
Los internautas, anticipando que una coalición conservadora podría privarlos de su libertad en la Red, ya se están organizando para prevenirla.
Tampoco (y desde aquello tan androcéntrico de “los Padres de Europa”) la UE mantiene una buena política igualitaria, ya que sólo el 23 % de los miembros del Parlamento Europeo y el 34 % de los Comisarios son mujeres, lo que habla de su escasa legitimidad democrática.
Y mejor no recordar su exceso de burocracia y de intervencionismo, que lo convierte en un pesado elefante gubernamental al que le falta la agilidad de movimientos tan necesaria en un momento de la historia extremadamente cambiante como el actual.
En un mundo que se ha vuelto multipolar y donde las decisiones económicas han dejado ya de tomarse en el G 8 para resolverse en el G 20 esta torpeza junto a la disparidad de políticas exteriores pueden llevarla a distanciarse de los otros polos de poder para ocupar un lugar menor en el concierto de naciones.
Debemos recordar que la democracia y el Estado del Bienestar obtenidos y disfrutados por España durante los últimos 25 años hubieran sido imposibles sin la tutela y los recursos económicos de Europa.
Darle la espalda ahora podría resultar suicida.
Ir a votar y, con ello, forjar la Europa que queremos, será la mejor manera de evitarlo.

Read Full Post »

Una niña de Agi, Gambia, durante su ritual de circuncisión

Una niña de Agi, Gambia, durante su ritual de circuncisión


Es sabido que 28 países africanos y alguna región de Asia practican la ablación femenina como ritual de iniciación, tanto en las sociedades musulmanas como en las cristianas.
Esta operación, que consiste en extirpar el clítoris y la vulva de las niñas antes de su primera menstruación, se realiza según una creencia originada en el antiguo Egipto, que cree firmemente que el clítoris puede crecer como un pene si no se circuncida o que su ablación facilita la procreación y la pureza previniendo la promiscuidad.
Más de 130 millones de mujeres han padecido este tipo de amputación y se estima que, anualmente, más de 3 millones de niñas están en riesgo de ser sometidas a ella.
Generalmente se realiza sin anestesia, con una cuchilla de afeitar no esterilizada y en medio de condiciones higiénicas deplorables, por lo que las hemorragias, infecciones y secuelas graves son muy habituales.
En contra de lo que pudiera pensarse, no es un rito que practiquen los hombres sino que la ceremonia es cosa de mujeres.
Las madres y las abuelas son las que deciden cuándo y cómo se lleva a cabo el ritual, siempre practicado por la ngnangsimba, una anciana muy respetada y encargada también de atender los partos.
La mutilación es el primer paso en el ritual que convierte a las niñas en mujeres y que las prepara para recibir toda la sabiduría milenaria de las ancianas.
Las estadísticas nos dicen que entre los inmigrantes subsaharianos el 77% de los hombres y el 88% de las mujeres están a favor de la ablación de clítoris.
Sólo en Cataluña viven más de 3.600 mujeres que han sufrido algún tipo de mutilación genital y más de 2.000 niñas que están en riesgo de padecerla en los próximos años.
Como en Europa está prohibido practicarla, los padres aprovechan las vacaciones en sus países natales para hacer intervenir a sus niñas.
Desde el año 2000 los Mossos d’Esquadra trabajan activamente para prevenir y detectar estos casos, así como para ponerlos en conocimiento de la Fiscalía de Menores.
En diciembre del año pasado un juez catalán incluso prohibió el viaje navideño de unos padres gambianos a su país con la finalidad de impedir la ablación de su hija pequeña.
¿Qué se puede hacer, aquí y ahora, para revertir esta terrible realidad?
Según Ann Veneman, directora ejecutiva de UNICEF: “Si bien hay que tener tolerancia cero con la mutilación genital femenina, la manera más efectiva de conseguirlo no pasa por castigar a los perpetradores sino por alentar y apoyar alternativas sanas”.
Y dos de esas alternativas han nacido, felizmente, en Cataluña.
Una consiste en la operación quirúrgica que practica en el Institut Universitari Dexeus de Barcelona el ginecólogo Pere Barri desde hace pocos años.
Con ella revierte todo lo posible las consecuencias de la ablación del clítoris, con el claro objetivo de reducir los daños físicos ocasionados.
La segunda alternativa trata de prevenirlos y consiste en “Iniciación sin mutilación”, un proyecto dirigido por la antropóloga e investigadora de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Adriana Kaplan, que está financiado por la Fundación La Caixa y gestionado tanto por el Instituto de Investigación en Atención Primaria (IDIAP Jordi Gol) como por la ONG Wassu Gambia Kafo.
Siguiendo el consejo de UNICEF y de las antropólogas que han sugerido que en lugar de prohibir es más saludable sustituír e integrar, “Iniciación sin mutilación” propone y promueve modelos sustitutivos del ritual que excluyan la mutilación pero que sean respetuosos con la tradición.
Hace tres meses el Gobierno de Gambia asumió como programa nacional al proyecto “Iniciación sin mutilación”, que se coordina desde la Facultad de Medicina de la Universidad de Gambia.
Desde allí se se trabajará para sensibilizar y concienciar a la la población de los problemas que acarrea la mutilación genital femenina.
Este eje Gambia-España (o, mejor dicho, Cataluña-Gambia, debido a su fuerte inmigración gambiana) tiene la intención, asimismo, de aprovechar al máximo el insustituíble aporte de las mujeres emigradas, quienes suelen convertirse en su tierra de origen en generadoras de opinión y modelos de referencia.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: