Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 marzo 2009

sonrojan1
¿Cuántas mujeres tienen en España vocación por las ciencias?
Muchas, ya que según el último informe de la Unión Europea un 51 % de chicas completan el doctorado en una carrera científica, en comparación a sólo un 49 % de los chicos.
Pero más tarde, a medida que se avanza en la carrera investigadora, se abre un abismo: los hombres constituyen un 82 % del total, mientras que las mujeres sólo representan un 18 %.
No es un problema específicamente español, ya que las cifras son similares a las del resto de Europa.
¿Qué es lo que sucede?
Las causas principales señaladas por los entendidos son: una, la gran exigencia de la actividad científica de alto nivel, que requiere una dedicación exclusiva, y dos, la coincidencia de la etapa de la mayor dedicación, entre los 30 y 40 años, con el nacimiento de los hijos.
Está claro que no se trata de que la maternidad debilite la vocación de estas mujeres, sino que, por el contrario, sucede que las despoja del tiempo necesario para ejercerla.
Pañales, biberones, vacunas, el más pequeño con un resfrío inoportuno, la canguro que no llega a tiempo… las causas son innumerables pero el resultado siempre es el mismo: cuando se colapsa el sistema hogareño la que falta al trabajo es la madre.
Resulta verdaderamente vergonzoso que, ya en pleno siglo XXI, sigan ocurriendo estas cosas…
Parece que los maridos de las científicas todavía no han tomado conciencia de que se enamoraron de mujeres brillantes y de fuerte vocación, que necesitan desarrollar con la misma intensidad que ellos sus trabajos.
Es para sonrojarse.
“Una sociedad que desperdicia el 50% de su talento no puede llegar muy lejos“ advierte Joan Guinovart, presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España.
Mientras que Lluís Torner, director del Institut de Ciències Fotòniques, explica: “Está admitido que los hombres podemos llegar tarde a casa si queremos ser competitivos en el trabajo, y en cambio para las mujeres eso no está reconocido, especialmente cuando hay hijos pequeños en casa.”
¿Por qué no acuerdan estas mujeres con sus compañeros, antes de engendrar hijos, que cuando estos niños lleguen al mundo ambos deberán asumir la mitad de los cuidados de manera equitativa?
Observa al respecto la bióloga vegetal María Lois: “Tal vez las mujeres tenemos más tendencia a sacrificar nuestra carrera por la de nuestras parejas que al revés”.
Y la investigadora del cáncer María Blasco concluye con una frase rotunda: “Hace falta el ‘Yes, we can’ de las mujeres científicas”.

Read Full Post »

Marie-Laure (36 años) con sus hijos Julie (11), Thibaud (9), Mathieu (5) y Margot (2), en la portada del libro

Marie-Laure (36 años) con sus hijos Julie (11), Thibaud (9), Mathieu (5) y Margot (2), en la portada del libro


Durante las últimas semanas el público británico ha seguido con sincera compasión pero con un morbo creciente, la agonía de la estrella mediática Jade Goody.
Esta joven mujer que saltó a la notoriedad hace siete años cuando concursó en el Gran Hermano de Gran Bretaña, es ahora una enferma terminal de cáncer.
Con el fin de asegurar el futuro de sus dos hijos pequeños, de 4 y 5 años, Jade no sólo ha aceptado conocer el diagnóstico definitivo de su mortal enfermedad frente a las cámaras sino que también se ha bautizado y casado en directo, con lo que ha conseguido ganar una considerable cantidad de dinero.
Ahora, ya en sus días finales, Jade está por celebrar su próxima partida con una gran fiesta. Por supuesto, televisada en directo.
Mientras tanto, en Francia, otra joven madre de 36 años, Maríe-Laure Picat, también se enfrenta a un cáncer terminal.
Marie-Laure, deshauciada desde hace un año, se ha mantenido viva para luchar por sus cuatro hijos de entre 11 y 2 años.
Temiendo que, a su muerte, los hermanitos serían dispersados en diferentes orfanatos y familias de acogida, Marie-Laure ha buscado y encontrado una familia de su propio pueblo, Puiseaux, que reúne todas las cualidades y que desea acoger a los pequeños.
El problema lo presenta la ley francesa, que prohibe la acogida de más de 3 niños.
Tal ha sido la presión mediática que ha ejercido Marie-Laure sobre las instituciones durante los últimos meses, que hasta el Presidente Nicolás Sarkozy se ha visto obligado a intervenir.
Como en una película de Hollywood, el inefable Sarkozy, que tiene vocación de superhéroe, no sólo eliminó las barreras administrativas sino que también invitó a toda la familia Picat a pasar las Navidades en el Palacio Presidencial del Elíseo.
Ya en la recta final de su enfermedad, Marie-Laure acaba de publicar un libro, El coraje de una madre, escrito con la colaboración de la periodista Anne Berthod, en el que describe su lucha y que quiere sea un legado para sus hijos.
Si bien no le han faltado críticos a Jade Goody por considerarla una exhibicionista y una adicta a la fama, comparándola desfavorablemente con Marie-Laure Picat, como si fueran la cara y la cruz de una misma moneda, desde mi punto de vista sólo puedo ver a dos madres sencillas que salieron de su anonimato, cada una de la manera que pudo, para protagonizar un conmovedor último acto de amor y protección hacia sus retoños

Read Full Post »

camara-lenta-2
Una de las frases impuestas por la era liberal fue : “El tiempo es oro”.
Para crecer económicamente sin límites había que trabajar a destajo. Para lo cual había que correr de un lado al otro a un ritmo frenético.
Por ejemplo en EE UU, ya existe la ‘misa drive-through’, que consiste en una especie de funeral exprés en el que se coloca el ataúd a la entrada de la iglesia para que la gente pase en sus coches y desde allí le tire una flor, se despida del difunto y vuelva a sus quehaceres, todo esto sin perder demasiado tiempo.
Es un ejemplo extremo, pero que nos permite darnos cuenta de hasta dónde hemos llegado en materia de ahorrar tiempo.
Sin embargo, si nos atrevemos a bajarnos del enloquecido carrousel de la sociedad de consumo y a cambiar de estilo de vida, veremos que existen formas de existencia alternativas mucho más amables con nosotros y con el planeta.
Cada día gana más adeptos la teoría de la ‘Simplicidad Voluntaria’, que consiste en trabajar menos, ganar menos y gastar menos, pero teniendo una mayor calidad de vida.
Y ha nacido el ‘Movimiento Slow’, que ya sabemos que significa ‘despacio’ en inglés, de la mano de un libro que se ha traducido a 25 idiomas.
Se llama ‘Elogio de la lentitud’ y ha sido escrito por Carl Honoré, el gurú anti-prisa.
Honoré denuncia que vivimos en la ‘cultura de la prisa’, en la que buscamos hacer cada vez más cosas en cada vez menos tiempo.
Que hemos desarrollado una relación neurótica con el tiempo, llegando a verlo como a un enemigo al que hay que conquistar y exprimir al máximo.
También afirma que la lentitud no es pereza y que ‘lento’ no es sinónimo de perezoso, lerdo, tonto o fracasado.
La prisa, según él, ha contaminado todas las esferas de nuestras vidas, como un virus: comemos de prisa, educamos de prisa a nuestros hijos, tenemos prisa a la hora del sexo o de estar con los amigos…
La tónica Slow se puede aplicar en cualquier sitio y ocasión: comer comida ‘Slow’, saboreándola más y cocinándola artesanalmente; conformar ciudades ‘Slow’, donde todo transcurra a un ritmo más humano; tener momentos de ocio ‘Slow’, con menos televisión y más lectura, más meditación o buena música, etc, etc.
En lo posible, olvidarse del reloj y vivir a nuestro propio ritmo.
En definitiva, se trata de huir de la locura de las inútiles prisas y de la adicción a la propia adrenalina, para sumergirse en el lago de la serenidad y la quietud.

Read Full Post »

Sufragistas inglesas a fines del siglo XIX

Sufragistas inglesas de fines del siglo XIX


El próximo domingo 8 de marzo se celebrará en todo el mundo, como cada año, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.
Será el momento de evaluar los progresos (o retrocesos, que también los hay) en la lucha de la mujer por la igualdad, la paz y el desarrollo.
También, como lo propone la ONU, será la ocasión para unificar fuerzas, tejer redes y movilizar para un cambio significativo.
El tema sugerido por la ONU para este año es: “Mujeres y Hombres Unidos para Terminar la Violencia contra las Mujeres y las Niñas“.

Sin embargo, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora pretende, ante todo, acabar con la diferencia salarial y combatir la discriminación que sufren las mujeres en el terreno profesional.

¿Qué nos dicen las cifras en España?
Que este año las mujeres ganaron un 17,6 % menos que los hombres.
Asimismo, que las mujeres con escaño parlamentario no alcanzan al 30 %.
Y mejor ni recordemos los datos sobre la violencia machista porque ponen los pelos de punta.
La buena noticia viene en forma de la contribución de España, desde el 15 diciembre de 2008, con 50 millones de euros al nuevo Fondo de la Igualdad de Género creado por la Comisión de la ONU para el Status de las Mujeres, con el fin de acelerar el progreso hacia la igualdad y la toma del poder de las mujeres.
¿Qué podemos hacer las mujeres aquí y ahora para alcanzar la plena igualdad?
Lo primero, asociarnos.
Las mujeres sabemos desde lo más profundo de nuestro ser que la sinergia femenina, es decir, la energía asociada de muchas mujeres puede convertirse en una fuerza invencible.
Desde la Liga Española Pro Derechos Humanos, por ejemplo, se ha hecho un llamamiento activo para que todas las mujeres se vinculen a organizaciones de mujeres con el fin de unir esfuerzos y hacer más efectivas las diversas formas de lucha pacífica contra el modelo cultural del patriarcado.
En épocas de crisis, como ésta, la mujer suele plantarle cara a la tormenta mejor que el hombre y apela a toda su creatividad para salir adelante.
Queda todavía mucho camino por recorrer.
Si lo hacemos juntas, codo con codo, llegaremos más lejos.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: