Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 junio 2008


Los inmigrantes que llegan a España generalmente lo logran después de enormes esfuerzos, alentados por la esperanza de un futuro mejor para sus hijos.
Sin embargo a veces se encuentran con una realidad dura e inesperada: cuando, mediante grandes sacrificios, pueden traerlos a España, sus hijos adolescentes no se adaptan al nuevo país.
Se quejan de discriminación en el colegio, de que no les gusta el clima, la comida ni el tipo de vida y afirman que prefieren regresar a sus países de origen.
¿Qué hacer con ellos?
Los padres trabajan día y noche para sacarlos adelante, no tienen demasiado tiempo para dedicarles y no entienden por qué han fracasado, de qué se quejan los chicos, cuando lo tienen todo.
Piensan: “Si yo hubiese tenido la suerte de que me trajeran aquí de pequeño ¡cómo lo habría aprovechado! Habría estudiado, hablaría perfectamente catalán, ya me habría integrado por completo… ¿Por qué mis hijos no?”
A veces la crisis de identidad adolescente, agravada por la extranjeridad, incita a estos chicos a integrar pandillas de dudosa reputación.
Los padres tiemblan ante la sola idea de que pudieran verse envueltos en problemas delictivos o, peor aún, ser heridos o muertos en alguna pelea callejera.
Estos temores son compartidos, también, por la sociedad española que los acoge.
Expertos de la policía han advertido sobre la necesidad de integrar a los jóvenes latinoamericanos que llegan a través de los planes de reagrupación familiar, porque si no se les facilita la adaptación cultural y entran en el mundo laboral, pueden terminar nutriendo a conocidas bandas juveniles, como las de “Latin Kings” ó “Ñetas“.
Las revueltas vividas en Francia hace tres años, durante las cuales los hijos de inmigrantes no adaptados se rebelaron con ferocidad, quemando coches y destruyendo todo lo que encontraban a su paso durante semanas todavía están muy frescas en la memoria de los españoles, que han decidido poner todos los medios a su alcance para impedir que algo semejante ocurra algún día en España.
Sin embargo, varios estudios realizados sobre el tema ofrecen resultados muy alentadores: revelan que si bien los hijos de inmigrantes presentan más estrés por tener que adaptarse a dos realidades culturales distintas en poco tiempo, la mitad de ellos siguen estudios secundarios, una cifra muy similar a la de hijos de españoles.
Otro dato importante es que los hijos de inmigrantes son más activos que los hijos de la gente local, habiendo un 37% que trabaja, un 13% que estudia y trabaja a la vez y solamente un 9% en situación de desempleo.
Otros datos curiosos indican que el colectivo marroquí se decide, en su mayoría, por estudios de FP, los dominicanos por los estudios secundarios y la mayoría de los peruanos siguen estudios universitarios superiores.
En general, todos terminan con una mejor preparación que sus padres. De todos ellos, menos de la tercera parte declara haberse sentido discriminado en su nuevo país.
Los padres, entonces, no deberían desalentarse.
La adolescencia nunca ha sido una edad fácil, ni aquí ni en ningún lugar del mundo.
La mejor terapia para su malestar consistirá, seguramente, en dedicarles todo el tiempo posible, en dialogar con ellos, en escucharles, pero también en mantenerse firmes.
Los límites son necesarios para ayudarles a controlar la ansiedad y la inseguridad típicas de la adolescencia.
Amor y firmeza siguen siendo la mejor receta a la hora de criar a los hijos, y lo aconsejo desde mi experiencia de madre.

Read Full Post »


Hace unas semanas, el flamante gobierno de Silvio Berlusconi en Italia anunció que endurecería las medidas contra la inmigración ilegal.
Además de los 18 meses de encarcelación para los ‘sin papeles’, aprobados hace poco por la Unión Europea, la inmigración ilegal sería, a partir de ahora, considerada un delito en Italia.
Durante el primer Consejo de Ministros realizado en Nápoles, sólo una voz se alzó en desacuerdo: la de Mara Carfagna, Ministra de Igualdad de Oportunidades, que dijo:
“¿Y qué pasará ahora con la asistenta de mi madre?”
Abogada, ex modelo y ex estrella de la televisión, Mara Carfagna sólo había destacado hasta el momento por ser una ‘cara bonita’ y por haber generado una discusión matrimonial entre Silvio Berlusconi y su mujer, al decirle éste a Carfagna fogosamente ante las cámaras: ” Si no estuviera casado, me casaría con usted inmediatamente”…
Otro ministro le contestó a Mara desabridamente: “¿Y qué quieres? ¿Qué legalicemos a todos los cuidadores para que la tuya sea legal?”.
Acabado el Consejo de Ministros parecía que la cosa había terminado ahí.
Pero Mara Carfagna no se rindió.
Poco después pidió públicamente al Gobierno una normativa para los ‘sin papeles’ que ejercen tareas de cuidadores y asistentas.
Como lo explica ella misma: “Si no regularizamos a cuidadores y colaboradores domésticos, Italia vivirá un drama socio-asistencial que implicará a las familias con menores, ancianos y discapacitados”.
Se calcula que en ese país trabajan casi 1.800.000 empleados domésticos de origen inmigrante, de los cuales menos de la mitad están dados de alta en Hacienda.
Si el gobierno italiano insiste en convertir en delito la inmigración ilegal, unas 700.000 familias correrían el riesgo, no sólo de perder a sus empleados, sino también de convertirse en cómplices de un crimen penado con entre uno y cuatro años de cárcel.
El partido del ex juez Di Pietro, Italia de los Valores, apostilló sarcásticamente: “Si esto se lleva a la práctica habrá que encarcelar en Italia, entre inmigrantes ilegales y empleadores ilegales, a unos tres millones de personas”.
Ante el llamativo silencio de la Unión Europea frente a esta cuestión, hay muchos ya que se preguntan si la actitud de sensibilidad europea sobre los derechos humanos no es más que puro teatro.
En Estados Unidos pretendieron hacer algo semejante y terminaron con la huelga más importante de su historia, el Día Sin Inmigrantes, en el que todos los inmigrantes hicieron una huelga de brazos caídos durante 24 horas. Algunos, incluso, ya ha comenzado a preparar el ‘Día Sin Inmigrantes’ en toda la Unión Europea.
Por suerte, la ola xenófoba en Italia, dirigida principalmente contra rumanos y gitanos, va remitiendo poco a poco.
Y la nostalgia neo-fascista y los coqueteos con el recuerdo de los tiempos del Duce, van cediendo paso a la sensatez y a la reflexión.
Siguiendo el refrán: ‘Cuando veas las barbas de tu vecino afeitar, pon las tuyas en remojo’, sería prudente que España ya comenzara a tomar posiciones ante el conflicto que se viene.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: